pizza de salmón y queso de cabra

PIZZA DE SALMÓN Y QUESO DE CABRA

Una buena pizza casera siempre apetece, ¿verdad? Y lo mejor de todo es poder probar nuevas recetas y sabores cada vez que preparamos una. Ya publiqué hace unas semanas la pizza de jamón york, queso y huevo. Esta vez he querido probar esta pizza de salmón y queso de cabra, con una base de queso philadelphia. Está buenísima 🙂

 

INGREDIENTES:

  • 1 masa para pizza
  • Queso philadelphia
  • Rúcula
  • Salmón
  • Queso de cabra
  • Alcachofas
  • Nueces
  • Orégano

 

PREPARACIÓN DE LA PIZZA DE SALMÓN Y QUESO DE CABRA:

Comenzamos preparando nuestra masa de pizza como se explica la entrada de masa de pizza.

Cuando tengamos lista nuestra masa, la extendemos con un rodillo y empezamos a añadir nuestros ingredientes.

Ponemos una base de queso philadelphia, bien extendida por toda la pizza (dejando los bordes libres), y sobre el queso añadimos la rúcula y el salmón cortado a tiras o dados. Después añadimos las alcachofas y el queso de cabra, también cortado a dados o a lonchas. Para terminar, encima de todo colocamos algunas nueces y espolvoreamos un poco de orégano.

A continuación metemos nuestra pizza en el horno, precalentado a 200º, durante unos 15-20 minutos. Cuando veamos que la masa está dorada la sacamos del horno y la dejamos reposar.

Por último, la cortamos en triángulos y la servimos.

 

Para preparar esta receta he utilizado esta bandeja de pizza que podréis encontrar en mis utensilios de cocina y podéis comprar haciendo click en la siguiente imagen:

pizza de jamón york, queso y huevo

PIZZA DE JAMÓN YORK, QUESO Y HUEVO

Para preparar esta pizza de jamón york, queso y huevo necesitaremos una base de pizza, que podeis comprar ya preparada o bien preparar vosotros mismos.

Aquí os dejo una receta para preparar la masa para pizza con thermomix que os llevará muy poco tiempo. Os animo a probarlas 🙂

Otra pizza riquísima que podéis encontrar en este blog es la pizza de salmón y queso de cabra.

Ingredientes

  • Unas cucharadas de tomate frito
  • 5-6 lonchas de queso
  • 4 lonchas de jamón york
  • Queso rallado
  • Un huevo

También podéis añadir más ingredientes, yo por ejemplo he utilizado también medio Frankfurtolivas negras.

Preparación de la pizza de jamón york, queso y huevo

  1. Primero pondremos la masa sobre papel de hornear, con un poco de harina, y la estiraremos con las manos y con la ayuda de un rodillo hasta que quede bastante fina.
  2. Añadiremos el tomate y lo extenderemos. Yo he puesto únicamente dos cucharaditas de tomate y lo he repartido bien por toda la pizza, pero podéis añadir más, depende de cuánto tomate os guste en vuestra pizza.
  3. Después, pondremos sobre el tomate las lonchas de queso bien repartidas y, sobre ellas, las lonchas de jamón york. El jamón york podéis ponerlo en lonchas enteras o cortadas en trozos o tiras.
  4. Sobre el jamón york añadimos el Frankfurt cortado en rodajas y las olivas partidas por la mitad.
  5. Para poner el huevo, haremos un hueco en el centro de la pizza rodeándolo del Frankfurt y las olivas para que permanezca en el centro y no se reparta.
  6. Y por último añadiremos el queso rallado por encima.

     

  7. Una vez colocados nuestros ingredientes en la pizza, la metemos en el horno, precalentado a 200-210º durante 15 minutos o hasta que la masa esté dorada.

 

IMG_3587

 

Para preparar esta receta he utilizado esta bandeja de pizza que podréis encontrar en mis utensilios de cocina y podéis comprar haciendo click en la siguiente imagen:

MASA DE PIZZA

Con esta receta para masa de pizza tardaremos únicamente 5 minutos en preparar la masa de 2 pizzas a las que podréis añadir todos los rellenos que se os ocurran.

Aquí os dejo unas ideas para vuestras pizzas:

IMG_3584

Ingredientes para dos pizzas:

  • 50 gramos de aceite de oliva
  • 200 gramos de agua
  • 20-25 gramos de levadura
  • 400 gramos de harina de trigo
  • Una chucharadita de miel
  • Una pizca de sal (al gusto)

Preparación de la masa de pizza:

  1. Primero mezclamos la levadura y la miel en un vaso: pondremos primero la miel, incorporaremos la levadura y removeremos con una cucharita hasta que quede bien mezclada.
  2. Tras mezclar la levadura y la miel, añadiremos la mezcla al vaso de la thermomix, junto con el aceite y el agua, y programamos 2 minutos, a 37º, velocidad 2 y medio.
  3. Después agregamos la harina y la pizca de sal y mezclamos durante 1 minuto, a velocidad espiga
  4. Una vez esté lista, retiramos la masa (os resultará fácil si dais la vuelta al vaso de la thermomix para sacarla) y la dejamos reposar durante media o una hora. Para ello la pondremos en un bol y lo taparemos con un trapo limpio o envuelto en un film transparente.
  5. Por último, divide la masa en dos trozos y expándelos formando la base. Ahora ya estará lista para añadir los ingredientes de tu pizza

Notas:

  • Esta receta es para preparar 2 masas de pizza. Si solo queréis preparar una pizza podéis utilizar la mitad de ingredientes o bien congelar la otra masa y dejarla para otra ocasión.
  • Podéis también añadir más ingredientes a la masa como queso rallado, especias o hierbas aromáticas.
  • IMPORTANTE: no dejar la masa reposar al aire, taparla con un trapo o film como mencioné más arriba y, si vais a tardar varias horas, dejad el bol en la nevera hasta que preparéis vuestra pizza.